FRASE DEL DÍA: "Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción" Simón Bolívar


lunes, 28 de enero de 2008

NOSTALGIAS DEL TEATRO RUBY



Lic. Libardo Guardo M.

Los que tuvimos la dicha de maravillarnos en plena juventud y en la adultez también, por la fantasía y la magia del séptimo arte, no podemos olvidar al TEATRO RUBY, puesto que se constituyó sin duda alguna en nuestra única forma de diversión en la población y, al mismo tiempo, permitió prolongar nuestro conocimiento tan estrecho que teníamos del mundo en aquel entonces. Recordar al teatro RUBY es retrotraer a nuestra memoria las más gratas emociones de épocas sanas y felices.

En la grafica se puede observar la taquilla y por esa ventanilla se vendían los tiquetes tanto de luneta como de galeria, vespertina y luneta. La vespertina se pasaba los domingos y comenzaba a las 6:00 p.m. hasta las 8:00 p.m. Esta sección era exclusivamente para niños y muchas veces se presentaba en otros días para ayudar económicamente a obras sociales, cuyos beneficiaros eran principalmente los colegios.

La presentación nocturna más conocida como “en noche” comenzaba a las 9:00 p.m. y terminaba casi siempre a las 11:00 p.m. Únicamente en semana santa cuando se presentaba el “Mártir del Calvario”, la función terminaba a las 3:00 de la mañana.
ANÉCDOTAS: En los meses iniciales de funcionamiento del teatro se presentó el famoso artista mexicano Antonio Aguilar, acompañado de unas hermosas mujeres, las cuales le solicitaron del publico a un hombre que quisiese bailar con una de tales preciosidades, pero nadie se atrevía, solo existió u hombre que osó hacerlo y éste fue Carlos Polla, quien lo hizo tan bien bailando como cantando, que los artistas querían llevárselo, pero él no aceptó.

Era tanta la gente que había esperado a Antonio Aguilar, que a éste no le dio tiempo de cambiarse de ropa y tuvo que cantar con la ropa sucia de barro, pues la gente se amotinó en la puerta para verlo de cerca, de tal manera que lo tumbaron.

Este teatro también se iluminó con la actuación el juglar vallenato Alejandro Durán, quién presentó un dramatizado espectacular “enloqueció” a los espectadores.

PERSONAJES: En el teatro Ruby eran famosas las reuniones políticas del Doctor Eduardo Tinoco Bossa. Allí se hizo famoso el señor Nemecio Castro por ser un portero muy duro para dejar pasar a alguien gratis, y le tocaba muy difícil porque la entrada de los pobres era muy numerosa y problemática.

En la entrada principal se colocaba el mismo “Juananto” y eran pocos los que entraban por ahí, puesto que la boleta era más cara. También se hizo famoso el señor Raúl Piñeres porque sus películas no se reventaban. Otro que gozó de fama fue “El Yile”, porque vendía unos turrones sabrosos, cuando las iban más o menos por la mitad. El la parte exterior del teatro se hizo famosa María Pedroza, con su mesa de fritos y la compañía permanente de “Sixto Carlo”, quien se dedicaba a mantener el fogón ardiendo.

No hay comentarios: